foro

pagina inicial

introduccion

bibliografia

la vieja foto

libro de visitas

coleccion

noticias

reportajes

mercadillo

enlaces

catalogos antiguos

Esta es la página de  las personas dedicadas a la búsqueda, restauración y conservación de los viejos instrumentos musicales.


 

 

Bienvenidos.


 Esta es la página de las personas dedicadas a la búsqueda, restauración y conservación de los viejos instrumentos musicales.

 

Me llamo José Antonio Vallejo y durante los años que llevo con esta afición siempre he querido contactar con otras personas que sientan, como yo, esa pasión que despierta un instrumento de música.

Pretendo, con la difusión de esta página, ayudar a otras personas interesadas y además aglutinar la mayor cantidad de información sobre los instrumentos musicales antiguos.

Os pediría que si tenéis alguna sugerencia, crítica,  o cualquier tipo de información ( exposiciones, bibliografía, profesionales,     etc. ), me lo comuniquéis para incluirlo en esta página y así pueda tener más interés para todos los aficionados a este apasionante mundo.

Así mismo, si estáis interesados en realizar algún reportaje sobre cualquier aspecto relacionado con los instrumentos musicales antiguos, o simplemente queréis mostrar a otras personas vuestros instrumentos , no tenéis más que poneros en contacto conmigo en: instrumentosmusicales@telefonica.net 

 

El trabajo de búsqueda, construcción o restauración de un instrumento musical  es proporcional al placer que supone su contemplación.

Muchas veces, cuando observo un instrumento de música,  pienso en las historias que puede esconder o en la música que de él ha surgido, incluso en sus antiguos dueños , ¿ quiénes habrán sido? ; son cosas que nunca sabremos. Lo que sí intuimos es el cariño e ilusión con que los cuidaron sus antiguos dueños y el trabajo y el buen hacer que pusieron sus constructores ( unas veces conocidos y otras no ) para que de unas piezas de madera salieran maravillosos instrumentos de música que alegraron los corazones de los que los escucharon.

Todo esto es, en definitiva, una pequeña parte de nuestra historia.

 

Mi relación con los instrumentos musicales viene de lejos, cuando en el invierno de 1985  estaba en Velilla del río Carrión, pequeño pueblo del norte de Palencia, donde caía una intensa nevada. Decidí buscar un sitio para comer y descansar. Pregunté a un paisano que pasaba por allí y me dijo que en el pueblo no había ningún lugar donde dieran de comer, pero que si quería, podría comer en su casa.

Y efectivamente así fue, como la nevada no cesaba, me quedé a comer, cenar, dormir y desayunar.

Durante la noche de charla me fijé que en la pared había colgado un rabel. Como tengo la afición al trabajo con la madera le pedí que me dejara hacerle una plantilla  para hacerme uno igual.

Al día siguiente dejo de nevar y limpiaron las carreteras; entonces  me despedí, agradeciéndole su hospitalidad, y continué  mi camino.

Al llegar a mi casa  busqué  un trozo de madera. Seleccioné un trozo de castaño de la medida apropiada y después de pensar detenidamente lo que iba a hacer,  me puse manos a la obra. Vacíe el cuerpo del rabel con las gubias, tallé una cabeza de dragón en el clavijero, le puse la tapa, hice el arco y por fin llego el momento de hacerlo sonar.

clavijero con cabeza de dragon. rabel

No sonaba, no sonaba nada. Mi desilusión era tremenda, era una pieza bonita pero no sonaba nada.

Un amigo me dijo que conocía a un constructor de instrumentos musicales y se ofreció a presentármelo.

Jesús Reolíd me atendió  con interés , vio el instrumento y cuando le comente lo que pasaba me dijo: ¿ le has dado resina al arco?. No sabía qua había que dar resina , mi contacto con los instrumentos de música era solamente tocar el laúd y la bandurria en grupos de amigos.

Cogí la barra de resina y la froté sobre las crines del arco, cogí el rabel entre las piernas y al frotar las cuerdas con el arco , de forma milagrosa , aparecieron los primeros sonidos. La sensación fue tan fascinante que, a partir de ese momento hice otros instrumentos y Jesús Reolíd me orientó  en la construcción de los mismos. De esa manera y durante varios años estuve aprendiendo distintas técnicas de construcción. Zanfonas, organístrum, rabeles, fídulas, arpas, etc. fueron apareciendo de entre las maderas con paciencia y trabajo.

Organistrum       Gaita serrana. Chicoten
Salterio

 

 

              Gracias a Soraya Sanz, que me ayudó con la composición y corrección de esta página y a Elsa Nayra  y Javier Sanz, que me enseñaron  a luchar con las nuevas tecnologías.

Esta página se terminó el 27 de noviembre de 2003.

 Última actualización :20 de abril de 2006

                                 

©

diseño y elaboración de esta página: José Antonio Vallejo.